logotipo

Blog

de noticias

JUEVES

02

Ago...

Logística

Navieras: la forma de transportar carga vía marítima

Las navieras son compañías dedicadas al transporte de carga por vía marítima de puerto a puerto, siendo un sector de servicios esencial en el mercado de la exportación e importación de mercancías. 

 

 

Con el crecimiento global y la apertura de mercados, lo cual incentiva el comercio exterior y la inversión extranjera, fueron muchos negocios los que crecieron rápidamente, pero quizás ninguno como la industria naviera. Este sector comenzó concentrándose principalmente en el transporte de pasajeros con su respectivo equipaje, pero se vio afectado con el desarrollo de la industria de la aviación comercial, generándole problemas y pérdidas sustanciales.

 

 

Sin embargo, su reducción no fue absoluta gracias al aumento en el transporte de carga, principalmente de ‘commodities’ como petróleo y otras materias primas, el cual permitió su sostenimiento, viabilidad y presencia en el mercado. 

 

 

Antes de 1956, la mercancía se transportaba a granel, ocasionando que los tiempos de trasbordo desde los camiones hacia los barcos, y viceversa, fueran muy largos, lo cual aumentaba los gastos. Luego, en lo que se conoce como “La revolución del contenedor”, un conductor de camión y transportista, se dio cuenta que era mucho el tiempo que debía esperar mientras se trasladara la carga del camión hacia un barco y fue allí donde surgió la idea de “contenedorización” o “containerización”. Este nuevo concepto consistía en mover todo el contenido que traía el camión, íntegro, y traspasarlo al barco. Fue en este momento en el que 58 cajas fueron embarcadas a bordo de un barco petrolero. 

 

 

Los servicios que ofrece una naviera son transportar bienes de un lugar a otro, según las necesidades del cliente. Casi todo lo que se comercia en el mundo puede ser transportado en contenedores, ya sea ropa, calzado, muebles, comida, minerales, farmacéuticos, electrónicos o materias primas. 

 

 

Es importante tener presente que las navieras solo trabajan con contenedores completos, por lo que, en caso de requerir transportar una cantidad de menor tamaño al contenedor lleno, es necesario acudir a los “freight forwarders”, consolidadores de carga, agentes aduaneros o agentes navieros, quienes tienen entre sus funciones consolidar cargas de diferentes clientes con el fin de llenar un contenedor. 

 

 

En esta industria existen 3 servicios de las líneas navieras:

 

 

  • Servicio de línea regular:

 

  • Rutas fijas.

 

  • Itinerarios programados con fechas de llegada y salida.

 

  • Disposición de buques para las distintas carga.

 

  • Cada cargamento es bajo un contrato de conocimiento de embarque.

 

 

 

  • Servicio de barcos sin trayecto fijo:

 

  • Este tipo de servicio, no tiene rutas, ni servicios regulares, transportan un único lote, regularmente opera con contrato de flete:

 

  • Por viaje: Transporta una carga concreta en un único viaje entre dos puertos, el fletador proporciona los atracaderos de carga y descarga; el armador es el que se encarga de la tripulación, manejo del barco y los gastos del viaje.

 

  • Por tiempo: Es el alquiler del barco y la tripulación por un periodo fijo, no se especifica qué tipo de carga se transportara, el fletador cubre todos los costos.

 

  • Por cesión de buque: Se le renta el barco a un fletador, quien se hace responsable de toda la organización y gastos de la operación.

 

 

 

  • Servicios industriales:

 

Los buques industriales de carga son utilizados por grandes empresas, que regularmente son los propietarios; con ellos se realiza el transporte para los proceso de fabricación o distribución. Este servicio lo utilizan las compañías petroleras, que transportan petróleo a las refinerías y distribuyen los derivados.

 

 

Los buques que se emplean para esta tarea se denominan portacontenedores, los cuales tienen capacidades que oscilan entre los 9.000 y 18.000 contenedores TEU (contenedor normalizado de 20 pies o 6,1 metros). Los tipos de contenedores se establecen según la carga que se transporte, y esta se divide entre seca, seca-refrigerada y líquida.

 

 

Además de los contenedores estandarizados de 20 pies (TEU), los que más se emplean son los de 40 pies (FEU o 2 TEU). Estos dos tamaños se pueden usar con diferentes combinaciones según las características de la carga, como cubo alto o completo (totalmente rígido), con techo o paredes colapsables, para cargas sobredimensionadas y contenedores refrigerados.

Autor: