logotipo

Blog

de noticias

MARTES

10

Sep...

Sistemas POS

¿Qué son las Terminales de Punto de Venta (TPV)?

Las terminales de punto de venta (TPV) o también conocidas como Point of Sales (POS) son herramientas tecnológicas utilizadas en tiendas de comercio electrónico o puntos de venta físicos de comercio tradicional. Este tipo de software es muy eficaz, ya que permite organizar y agilizar todas las tareas relacionadas con el proceso de ventas de una empresa.

 

 

Componentes de una TPV


Hardware


Cuando se habla de Hardware, se hace referencia a equipos. Una terminal de punto de venta funciona con una computadora que constan de pantallas, CPU, teclado (se puede prescindir de este cuando las pantallas son táctiles), mouse, impresora para las facturas, lectores de código de barras y de bandas magnéticas para leer tarjetas de crédito y débito de los clientes.

 

Software


Es el sistema informático que gestiona todos los procesos de venta de un negocio. Se instala en las computadoras mencionadas anteriormente y guarda toda la información que se registre en cada transacción, para que todo el personal de la empresa, pueda acceder a esta cuando haga falta.

 

¿Por qué invertir en una Terminal de Punto de Venta TPV?


Son muchos los beneficios que se logran al invertir en una terminal de punto de venta para una empresa.

 

1. Reducción de costos operacionales: Un sistema POS, gestiona la totalidad de los procesos de venta, tales como control de inventarios, facturación, generación de promociones, generación de informes para ver en qué estado está la empresa, cierre de caja, entre otros, lo cual implica que a corto y mediano plazo, no se requiera invertir mucho tiempo en cada operación.


2. Aumento en las ventas: Al agilizar los procesos, se presentan mejoras en el servicio al cliente, lo cual mejora la experiencia de compra y genera como resultado un aumento en las ventas.


3. Gestión de inventarios: Una buena TPV, permite ingresar al sistema cada producto de acuerdo a sus características, saber cuál tiene más o menos rotación. Además, envía alertas y notificaciones cuando un producto se está acabando, o cuando caduca, lo cual facilita a los empleados gestionar los pedidos y cambios con el proveedor a tiempo y contar siempre con mercancía en stock.


4. Manejo de caja ágil: Al facturar, el vendedor no tendrá que usar una calculadora, sino que el sistema automáticamente genera descuentos, promociones e impuestos a aplicar y el cierre de caja, se genera en cuestión de segundos, arrojando el valor total de la venta del día, el cual tiene que coincidir con el dinero recibido.


5. Facilita la contabilidad: Además de ir guardando automáticamente la información de cada transacción realizada, una TPV genera informes de venta que le permiten al área de contabilidad tener información precisa, en el momento que la necesite. Además toda la información está digitalizada, lo que evita tener que almacenar enormes cantidades de papel.

 

Si tu empresa no cuenta con una TPV, no te quedes atrás e invierte ahora mismo en Logimov, la mejor opción en software de gestión de ventas que podrás encontrar en el mercado. Si quieres conocer mejor esta herramienta, prueba nuestra versión gratuita por unos días, la cual puedes descargar desde cualquier dispositivo electrónico, ya sea computador personal o teléfonos inteligentes.

Autor: